Oratorio de Niños

 Oratorio de niños 


Oratorio          El oratorio es un lugar, un espacio, donde el niño/a se encuentra con Jesús. Donde el silencio y la reflexión ocupan el lugar más importante, ya que orar no es sólo decir dos o tres oraciones, con ella se pretende crear un encuentro con Dios en el cual sobren las palabras y sólo valgan los sentimientos y al estar en ese encuentro el simple hecho de estar en silencio, sirva de aliento hacia su Palabra que es la  guía para seguir a Jesús.

     En este sentido podemos decir que la oración es un diálogo profundo con Dios, y, como en todo diálogo, es imprescindible la escucha, la actitud abierta y receptiva hacia Aquel de quien lo esperamos todo y en quien confiamos.

      Con este propósito y al no poder escucharle en medio del ruido, se ha llevado a cabo el oratorio, para que todos aquellos que necesiten del “Silencio de Dios” puedan encontrarlo y llenarse de él.